Cegafor da ideas para hacer regalos que activan la mente

La euforia de la visita de los Reyes Magos y el parón navideño del curso escolar hace que muchos, mayores y niños, rechacen la idea de mantener activa su mente por estas fechas. Las actividades didácticas se relacionan con un método de estudio tradicional y aburrido, a veces incluso con una obligación, por lo que se sus connotaciones negativas hacen que queden relegadas en vacaciones y descartadas como regalo de Navidad.

Si bien es cierto que las navidades aportan un descanso necesario para el cerebro, también lo es la importancia de mantener activa la mente como ocio. Por ello, en Cegafor hemos elaborado una lista de regalos con los que seguir ejercitando la mente de forma entretenida y divertida perfecta para todo tipo de públicos:

  • Puzles: con su variedad de dificultades los puzles son un juego de composición apto para pequeños y adultos.
  • Libros: cuentos, novelas, interactivos o incluso de colorear. Los libros son el regalo educativo estrella idóneo para cualquier edad, solo hay que acertar con el gusto del receptor.
  • Juegos multimedia: los hay con una finalidad íntegramente pedagógica, pero también los hay con un carácter lúdico que en buena medida puede ser un elemento constructivo. Es importante evitar la violencia y buscar en ellos el uso de la destreza mental. 
  • Juegos musicales: desde un móvil musical para la cuna hasta karaokes, los juegos musicales desarrollan el hemisferio derecho, el lado más creativo del cerebro.
  • Instrumentos: de igual forma, los instrumentos son una herramienta perfecta para la estimulación de la parte cerebral especializado en las habilidades artísticas. Además familiarizarse con un nuevo instrumento facilita el desarrollo personal, de las cualidades emocionales y, por supuesto, de las creativas.
  • Set de manualidades y/ pintura: también las actividades manuales favorecen el trabajo cerebral derecho al tiempo que se realiza una tarea motriz, propia del hemisferio izquierdo. Además, este tipo de labores se pueden realizar en familia, por lo que sus beneficios son todavía mayores.
  • Deporte: una bicicleta, una pelota o una raqueta. Realizar ejercicio físico es bueno para mantenerse en forma, pero también para la salud mental. La labor motriz, estratega y de superación que necesaria en el deporte se traduce en un aumento de autoestima, reducción de estrés y mejora de memoria. Por ello, el deporte contribuye en el aumento de productividad y capacidad cerebral de la persona que lo practica.