Clases de informática en Cegafor

Las tecnologías cada vez son más avanzadas e indispensables en la mayoría de oficios. El dominio de los dispositivos y programas tecnológicos requiere del estudio de la informática para alcanzar unos conocimientos necesarios incluso para los nativos digitales.

La informática analiza los métodos, técnicas y procesos de almacenamiento, trasmisión y/o creación de información y datos en formato digital. Todo ello presente en materias dispares como la ofimática, el diseño gráfico y la contabilidad y gestión, pero imprescindibles en múltiples profesiones.

Ya sea dentro del mundo laboral como en el personal, la conectividad permanente que la telefonía móvil e Internet han instaurado en la actualidad, hace que la informática sea un elemento de supervivencia en la era digital en la que vivimos.

Aprende inglés y francés este verano con Cegafor

La importancia de los idiomas a la hora de encontrar un trabajo es cada vez mayor. El inglés o el francés son las principales lenguas extranjeras que destacan entre los requisitos de muchos currículum.

En Cegafor contamos, también en verano, con clases de inglés y francés con docentes especializados y nativos para todos los niveles. Además, en Cegafor somos centro preparador de exámenes de Cambridge, así aprenderás inglés y podrás acreditar tu nivel de forma oficial.

El estío es una buena época para dedicarle tiempo a los idiomas con las clases de verano de inglés y francés de Cegafor.

¡Apúntate ya!

Damián Sobral, profesor de francés en Cegafor

Con experiencia en el mundo de la docencia desde 4º de carrera, Damián Sobral plantea su profesión con nuevas técnicas que tratan de dar un giro a la concepción que se tiene en nuestro país sobre estudiar idiomas.

Lo suyo es una vocación innata que, con 25 años, lo dota de un grado en Traducción e Interpretación francesa y un Máster de Educación de Lenguas Extranjeras. Todo ello lo pone en práctica, desde hace dos años, como profesor de francés en el centro de formación Cegafor.

¿Por qué profesor de francés?

Pues la respuesta es sencilla: soy profesor porque vivo en una familia de profesores, y desde pequeño, sabía que quería serlo. Y soy profesor de francés, porque nací y pasé mi infancia en Francia y este sentimiento me persigue y perseguirá durante toda mi vida. Por tanto, y teniendo en cuenta las facilidades en el idioma, decidí estudiar Traducción e Interpretación francesa para poder, en un futuro, dar clases y mostrar la magia de este idioma a todo el mundo.