Damián Sobral, profesor de francés en Cegafor

Con experiencia en el mundo de la docencia desde 4º de carrera, Damián Sobral plantea su profesión con nuevas técnicas que tratan de dar un giro a la concepción que se tiene en nuestro país sobre estudiar idiomas.

Lo suyo es una vocación innata que, con 25 años, lo dota de un grado en Traducción e Interpretación francesa y un Máster de Educación de Lenguas Extranjeras. Todo ello lo pone en práctica, desde hace dos años, como profesor de francés en el centro de formación Cegafor.

¿Por qué profesor de francés?

Pues la respuesta es sencilla: soy profesor porque vivo en una familia de profesores, y desde pequeño, sabía que quería serlo. Y soy profesor de francés, porque nací y pasé mi infancia en Francia y este sentimiento me persigue y perseguirá durante toda mi vida. Por tanto, y teniendo en cuenta las facilidades en el idioma, decidí estudiar Traducción e Interpretación francesa para poder, en un futuro, dar clases y mostrar la magia de este idioma a todo el mundo.