986 869 605 info@cenepo.com

El verano para los estudiantes es un periodo muy largo que interrumpe la estimulación de la memoria y de la concentración que mantienen despierta durante el curso. Por supuesto, el descanso mental es necesario, pero también lo es activar y ejercitar el cerebro durante las vacaciones. Por ello, es recomendable planificar el verano.

La planificación de las vacaciones es beneficioso por distintas razones: por supuesto, facilita el estudio y mantiene activa la mente; también, ayuda a continuar con los horarios habituales; además impulsa la perseverancia y la motivación; reduce el agobio y el estrés durante el estudio; y permite compaginar el estudio con el ocio.

Para una buena planificación es imprescindible un calendario, este será la forma más visual de comprobar los días de estudio más intenso o los huecos libres. También un horario es fundamental para que tu cuerpo se habitúe o mantenga una rutina, esto hará que el momento de estudio sea más sencillo. Márcate metas a corto plazo, pueden ser diarias o semanales, pero los pequeños objetivos te ayudarán a ir avanzando en tu propósito final con ánimo y sin agobios. Por último, organiza las asignaturas según tus gustos o la complejidad de las mismas, prioriza las materias más complejas para no perder la motivación y evitar el estrés de última hora.

Sea cual sea tu objetivo –presentarte a unas oposiciones, retomar tus estudios en septiembre, aprobar una recuperación o mantener al día tu formación–, ¡planifica tu verano!